TRUCOS DETOX Y TRATAMIENTOS PARA LA PIEL

cuidar la piel detox

Pasadas las fiestas, después de tantos excesos con la comida, el alcohol o el tabaco, la piel dice ¡basta!. Y al igual que el organismo, pide a gritos una cura detox. No se trata de dejar de comer ni mucho menos, y tampoco de volverse locos con el gimnasio, sino de eliminar toxinas, purificar la tez y ganar la energía que hemos perdido. Os recomiendo las siguientes pautas, avaladas por diferentes sociedades médicas. Veréis cómo no solo no son difíciles de seguir, sino que os resultarán incluso placenteras y harán que os sintáis mucho mejor.

1.   Tomar una buena dosis de frutas y verduras.

La Sociedad Española de Nutrición recomienda 5 piezas en total, que pueden ser, por ejemplo, dos raciones de vegetales (comida y cena), y tres de fruta. Si lo prefieres, se pueden tomar en zumos naturales (sin añadir azúcar), aunque no conviene abusar de estos, porque en el licuado se pierde mucha fibra.

2.   Realizar un día a la semana de dieta detox.

Si nos sobran algunos kilos. Ojo, no debemos olvidarnos de ingerir alimentos, simplemente, podemos dejar descansar al organismo y tomar esa jornada solo zumos (de nuevo naturales), verduras o sopas desgrasadas, así como reducir mucho la sal.

3.     Beber mucho agua.

Ayuda a depurar el organismo y a mejorar el estado de la piel.

4.    Dormir lo necesario.

La piel se regenera de noche, y para ello necesita descanso. Busca las horas que tu cuerpo te pide. Según los expertos, entre 7 y 8 está el ideal.

5. No olvides limpiar tu piel a conciencia, mañana y noche. 

Leche, espuma, gel o aceite desmaquillante, seguido del necesario tónico.

6.     Di sí al deporte aeróbico.

Correr de forma moderada, andar rápido o montar en bicicleta te ayudará a eliminar esas toxinas acumuladas y oxigenar la piel.

7.     Abraza los cosméticos ricos en antioxidantes como la Vitamina C y E.

Ya que combaten la oxidación e iluminan el cutis, difuminando las pequeñas arrugas y estimulando el colágeno y la elastina. También los hidratantes, porque los excesos reducen la humectación natural.

8.   Decídete por un tratamiento de medicina estética revitalizante.

Opta por la mesoterapia facial, los Factores de Crecimiento del propio organismo, o incluso un peeling capaz de regenerar la dermis y resetearla. Eso sí, es fundamental consultar con un buen profesional, que ofrezca garantías y tenga la experiencia y formación necesaria.

 

Si nos sentimos bien por dentro y cuidamos nuestra alimentación y hábitos saludables, esto se traducirá en un buen aspecto para nuestra piel.

 

Dra. Purificación Espallargas

Dejar un comentario

Share This