TRATAMIENTO POST BRONCEADO. FOTORREPARACIÓN AVANZADA.

tratamiento despues bronceado
La piel es el órgano más grande del cuerpo humano, además de escudo protector frente a las agresiones del entorno, es nuestra tarjeta de presentación. ¿Quién no desea tener una piel con una imagen perfecta: hidratada, tersa, firme, elástica y, ante todo, sana?

¿Qué ocurre cuando nos exponemos al sol para el bronceado?

 En verano es cuando la piel sufre más debido a  la acción de los rayos UV, que dañan directamente el ADN de sus células, provocando deshidratación, arrugas, manchas, flacidez, eritemas, incluso, melanoma y otros cánceres de piel. A pesar de que nuestro organismo, al exponernos al sol, activa sus propios mecanismos de autoprotección segregando mayor cantidad de melanina (de ahí que nos bronceemos unos más que otros), el grosor de la capa córnea y acelerando el proceso de reparación del ADN celular; no siempre es suficiente y es necesario aplicar fotoprotectores adecuados a cada tipo de epidermis para evitar daños indeseables.

Tratamiento reparador para después del bronceado. Fotorreparación.

Sin embargo, el bronceado sano y responsable va más allá de la fotoprotección convencional, para asegurar un moreno sin riesgos, entra en juego una nueva tendencia: la fotoreparación avanzada. Se trata de aportarle a la piel un tratamiento de choque, una combinación única de  principios activos diseñados para reforzar la protección y reparación del núcleo celular, y contrarrestar así la ralentización que los mecanismos de defensa del organismo sufren con la edad. Este tipo de protocolos son perfectos para refrescar la piel, aportar turgencia y densidad (paliando el aspecto acartonado), rehidratar y nutrir en profundidad y difuminar manchas y arruguitas.

Consejos para un bronceado responsable.

 No es ningún secreto que las pieles fotoprotegidas desde la infancia y cuidadas tras las largos baños solares, “quitan años”;  o dicho de otro modo, pueden llegar a aparentar en la edad madura hasta 15 años menos. Aunque sabemos que en el envejecimiento de la piel influyen también otros factores del estilo de vida, como la alimentación, el tabaquismo o la ingesta de alcohol, lo cierto es que entre los mejores rituales antiaging que podemos escoger para preservar la lozanía cutánea es aplicar durante todo el año una crema de día con un SPF (Índice de Protección Solar) entre 20 y 30, en invierno y verano. Y, por supuesto, practicar en cabina la fotoreparación solar avanzada con tratamientos de choque personalizados, antes y después de las exposiciones solares prolongadas. Después del verano, por ejemplo.

Join the discussion One Comment

Dejar un comentario

Share This