Category

FACTORES DE CRECIMIENTO

lifting sin cirugía

CÓMO CONSEGUIR UN EFECTO LIFTING SIN CIRUGÍA

De | ÁCIDO HIALURÓNICO, CARA, FACTORES DE CRECIMIENTO, MEDICINA ESTÉTICA, reafirmar | No hay comentarios

¿Te gustaría conseguir un efecto lifting sin cirugía sin recurrir al bisturí? Te contamos cómo lograrlo de forma no invasiva

Según pasan los años la piel pierde luminosidad, hidratación, grosor y firmeza, porque las estructuras de la cara se caen. Esto ocurre porque cuando somos jóvenes la piel produce una gran cantidad de colágeno y elastina, pero con el tiempo esa producción se frena; por eso los tejidos del rostro se vacían y se caen. ¿Buscas un tratamiento lifting sin cirugía? Que no sea invasivo, que sea reversible y que deje de lado el bisturí? La solución está en un conjunto de seguras y efectivas técnicas de medicina estética realizadas por la Dra. Purificación Espallargas y la Dra. Camino Guallar que reposicionan las facciones, levantan los rasgos y consiguen un perfecto efecto lifting sin bisturí.

¿Qué es el lifting sin cirugía?

El lifting sin cirugía es un conjunto de técnicas nada agresivas basadas en la medicina estética, pensadas para reafirmar la cara y el cuello de manera natural y temporal, sin pasar por los efectos secundarios del bisturí. Se encargan de levantar los rasgos mediante infiltraciones de relleno o con inductores de colágeno. Hasta hace unos años, la única solución era el lifting quirúrgico, pero eso ha cambiado con la llegada de los procedimientos no invasivos. Hablamos de los hilos tensores, del ácido hialurónico, del bótox y de los Factores de Crecimiento Epidérmico (o plasma).

¿En qué zonas del rostro podemos hacer el lifting facial sin cirugía y cómo se consigue levantar la cara?

Podemos obtener un buen efecto liftting en la mirada, los pómulos, las mejillas, el óvalo facial y el cuello.

Ojos: Para obtener un lifting de ojos sin cirugía la Dra. Espallargas combina varias técnicas: bótox o toxina botulínica para levantar la cola de la ceja y abrir y rejuvenecer la mirada aplicándolo en diferentes puntos estratégicos; ácido hialurónico en el músculo orbicular con vectores en sentido ascendente hacia el nacimiento del pelo, una nueva técnica llamada lifting de cejas que levanta toda la ceja y no solo la parte del arco; Factores de Crecimiento Epidérmico (FCE) o plasma rico en plaquetas combinados con colágeno, que añadido al ácido hialurónico y al botox en varios planos da densidad al párpado superior y levanta la mirada.

Pómulos: Para reposicionar los pómulos tenemos tres técnicas efectivas y naturales:

  • Ácido hialurónico de alta densidad aplicado a nivel profundo, para sujetar las estructuras: Se hace mediante una infiltración con microcánula (para que haya menos hematomas) o aguja fina de este material que está presente de manera natural en nuestro cuerpo y sujeta la cara a la vez que rellena las arrugas finas y las profundas.
  • Hilos tensores: Los hilos de Polidioxanona (PDO), lisos o especulados, se anclan en la piel creando tensión, por un lado, y generando colágeno, por otro. Son reabsorbibles, seguros y crean un lifting sin cirugía natural. También están los de Ácido Poliláctico con conos, que generan más tracción gracias a la superficie cónica, ideales para caras con mucha flacidez.
  • Inductores de colágeno, como las esferas de Policaprolactona (Ellansé) o de Hidroxiapatita Clásica (Radiesse): Se trata de materiales que por un lado corrigen las arrugas gracias al efecto de relleno inmediato, y por otro inducen colágeno a largo plazo, ideal para disminuir la flacidez y conseguir un lifting sin cirugía sin resultados artificiales.

Surcos nasogenianos: Al levantar los pómulos, los surcos nasogenianos o el rictus que va de la nariz a la boca se marca menos. En algunos casos conviene rellenar con ácido hialurónico el surco a nivel profundo para que no se note, pero tiene que hacerse con discreción y en el plano correcto para que el resultado sea natural.

Óvalo facial: Para redefinir la mandíbula y la barbilla a partir de los 40-45 años se utilizan inductores de colágeno o relleno de ácido hialurónico, pero sobre todo hilos tensores.

Cuello: Los hilos tensores y la infiltración de vitaminas y factores de crecimiento acaban con el aspecto arrugado del cuello, consiguen una piel más densa y combaten la flacidez.

¿Para quién está indicado el lifting sin cirugía?

Para mujeres y hombres a partir de los 40 años que empiezan a notar la flacidez y quieren levantar la cara con un resultado seguro y natural, con un tratamiento no invasivo y evitando la cirugía plástica. En medicina estética, lo ideal es prevenir, más que corregir. Cuanto antes se trate el descolgamiento, más efectivo será el tratamiento de efecto lifting.

¿Cuáles son los efectos de un lifting facial sin bisturí?

Tras la infiltración de hilos tensores la tensión es inmediata. Entre las 2 y las 4 semanas posteriores, según estén los tejidos, se produce colágeno de calidad, y con ello además de combatir la flacidez y redefinir los ángulos se logra una piel más densa y joven. Con el resto de técnicas también hay un efecto flash inmediato y además otro efecto a largo plazo.

¿Duelen las técnicas de efecto lifting?

La infiltración de materiales de relleno, hilos o de factores de crecimiento no duele, aunque podría molestar. Por eso puede aplicarse un poco de sustancia anestésica llamada lidocaína.

¿Tiene efectos secundarios el lifting facial sin cirugía?

El lifting sin cirugía no suele tener efectos secundarios aparte de algún posible hematoma o inflamación que desaparece en pocos días.

¿Cuántas sesiones de lifting sin cirugía hacen falta?

Sean hilos tensores, ácido hialurónico, bótox o Factores de Crecimiento, se recomienda 1 sesión, con revisión a los 15 días y otra a los 6 meses por si hubiera que hacer algún retoque.

¿Cuánto duran los resultados de un lifting sin cirugía?

12-18 meses, según el estado y la firmeza de la piel y de la técnica escogida. Un estilo de vida sano, no abusar del deporte de impacto (como correr) y una dieta adecuada ayudarán a que los resultados de un lifting facial sin cirugía se prolonguen. Y lo más importante: escoge siempre a un buen profesional de la medicina estética que utilice la técnica adecuada y materiales de alta calidad.

como cuidar la piel

CÓMO CUIDAR LA PIEL EN INVIERNO

De | ÁCIDO HIALURÓNICO, CARA, FACTORES DE CRECIMIENTO, FRÍO, INVIERNO, PEELINGS, PIEL DEL ROSTRO, VITAMINA C | No hay comentarios

¿QUIERES SABER COMO CUIDAR LA PIEL EN INVIERNO? Aquí te decimos todas las claves para que puedas mejorar tu piel y cuidarla.

Poco a poco va llegando el frío, y en nada se nos presenta el invierno. La piel del cuerpo queda a cubierto y resguardada, pero…¿Qué pasa con la de la cara? Ésta soporta las bajas temperaturas, el viento y el frío como puede, sin escudos y tratando de adaptarse. Y es que no solo ocurre en verano: el invierno y sus inclemencias también aceleran el envejecimiento de la piel. Por culpa de los cambios bruscos de temperatura se produce una vasoconstricción periférica, que hace que la red vascular se contraiga y haya menos irrigación sanguínea en el tejido. Esto hace que el rostro se deshidrate, pierda luminosidad, las pequeñas arruguitas se marquen más y la flacidez se acentúe. Las Dras. Purificación Espallargas y Camino Guallar nos dan los consejos necesarios para contrarrestar los efectos del frío en el rostro y saber como cuidar la piel.
como cuidar la piel

 

1. Conciénciate: La piel en invierno también sufre. Aprende a cuidarla.

“Estamos concienciados de que debemos proteger el cutis en verano de la radiación solar, pero en invierno nos olvidamos. Y no: las bajas temperaturas debilitan la barrera cutánea y el viento y las calefacciones deshidratan mucho”, explican las Dras. Espallargas y Guallar.

 

2. Como cuidar la piel con el clima seco. 

“La situación empeora en zonas del interior de la península, donde el clima continental se caracteriza por temperaturas extremas, secas y con más viento. Exponer la cara al viento es como frotarle un trapo por encima”, dice Purificación Espallargas. La piel de la cara sufre menos en la costa, donde la temperatura es más suave y el clima más húmedo.

 

3. Estos son los cuidados del rostro adecuados para poder cuidar tu piel:

 

3.1.       Limpieza en profundidad: Día y noche es imprescindible retirar los excesos de maquillaje, polución, suciedad, etc. Con leche, espuma, gel o jabón limpiador seguido del tónico facial.

3.2.       Exfoliación: Eliminar la capa de células muertas cuando llega el frío es fundamental para darle a la piel el empujón que necesita, para que se renueve y regenere más rápidamente. La cara queda más luminosa y lisa, en lugar de estar apagada y sin vida.
3.3.   Mucha hidratación: Este paso es imprescindible los meses fríos. Y para ello, según la Dra. Espallargas, es necesario incluir cremas y tratamientos con activos que incluyan ácido hialurónico o ceramidas; de día, ayudarán a que el cutis se enfrente a las inclemencias del tiempo, y de noche, a reparar y recuperar el rostro de los estragos sufridos.
3.4.      Protección solar: España es un país de sol todos los días del año, así que hay que utilizar cremas, leches o lociones con factor de protección los 365 días. Si hacemos deporte al aire libre, aún más, y como aconseja la Academia Española de Dermatología (AEDV), hay que extenderlas media hora antes de entrenar y durante el ejercicio; si va a ser largo, habrá que renovar a las dos horas.
3.5.      Fotoprotección oral con antioxidantes: Las pastillas o comprimidos de protección solar no solo convienen antes de verano, sino durante todo el año, porque ayudan a reforzar la barrera cutánea, a combatir las inclemencias, la contaminación y los radicales libres. Las cápsulas 360º de Heliocare son muy eficaces a nivel antioxidante, fotoinmunoprotector y reparador del daño frente a la radiación UVB, UVA, Visible e Infrarroja.
3.6.       Cremas y tratamientos con Vitamina C: Es la vitamina antioxidante top, capaz de combatir las manchas, iluminar la cara como ninguna, difuminar las líneas de expresión y combatir los radicales libres. La Vitamina C se puede utilizar en sueros, cremas, mascarillas o ampollas, como las C20 con proteoglicanos de Endocare, con un 20% de vitamina C pura y estabilizada.
3.7.        Texturas según el tipo de piel: “Las texturas de las cremas deben escogerse en función del tipo de piel y no de la temperatura exterior: si a pesar del frío la piel está sana, las texturas no tienen porqué ser más densas”, cuenta la Dra. Espallargas. “En cambio si se muestra reseca con el termómetro bajo mínimos, quizá convengan texturas más untuosas o cremosas, que hagan un efecto barrera”.
3.8.         Tratamientos clínicos: Peelings, Factores de Crecimiento y Revitalización Facial:
Peelings: Facilita la regeneración epidérmica, unificando el tono de la piel y a su vez inhibiendo la formación de melanina, así como estimulando la síntesis de colágeno y elastina.  Para el invierno, la Dra. Espallargas recomienda estos tipos de peeling para el rostro:
Urban peeling+retinoico: Se trata de un peeling urbano pensado para regenerar y embellecer las pieles sometidas a las inclemencias medioambientales de las ciudades (choques térmicos, contaminación, estrés, etc.), que empeoran en invierno. Consiste en la aplicación de antioxidantes combinados que actúan a nivel del ADN. No irrita la dermis (aunque sí se puede pelar) y repara a  nivel celular. Si se combina con ácido retinoico, un derivado de la Vitamina A, tiene un gran poder antiarrugas y reafirmante, funciona como despigmentante y activa la producción de colágeno durante el invierno, que suele ralentizarse. Sesiones: 1 o 2 (en pieles muy fotoenvejecidas).
PeelingFenol “a la carta”:Este peeling de tipo medio es ideal para el cutis muy manchado y fotoenvejecido, y ayuda a crear colágeno desde las capas profundas. A diferencia de años anteriores, que los peelings eran más agresivos, lo último y más seguro es aplicar un fenol de bajo riesgo, lo que significa adaptarse a cada piel tras un estudio pormenorizado. La piel queda ligeramente irritada, como después de un día de esquí sin protección, pero permite llevar una vida normal. Sesiones: 1.
Factores de Crecimiento Epidérmico (FCE):Extraídos de la sangre de cada paciente, refuerzan la piel, le aportan elasticidad y brillo, y en definitiva, frenan el envejecimiento. “Actúan a nivel del fibroblasto para hacer una inducción de colágeno y ganar grosor en el cutis”, revela la experta. Sesiones: 1 o 2.
Revitalización facial: Un cóctel de vitaminas (C, E), aminoácidos, oligoelementos y Ácido Hialurónico altamente concentrados (hasta tres veces más de lo habitual) y aplicados mediante mesoterapia revitalizante, en pequeños e indoloros pinchacitos. Sesiones: 1 cada 3 meses.